SINOPSIS

A través de un día en la vida de Buyema Abdelfatan, mostrar como el cambio de la lucha militar por la civil le permite llevar adelante un proyecto personal para niños dicapacitados. Conocer el funcionamiento diario del centro fundado por Castro (nombre de guerra de Buyema Abdelfatan), a través de sus objetivos y de la rutina diaria.
Así, poder constatar la aportación del centro para estos niños en la sociedad saharaui a través del reconocimiento que recibe de las autoridades saharauis, cumpliendo así uno de los objetivos, la integración. Al mismo tiempo, las dificultades que afrontan viviendo en un campamento de refugiados en medio del desierto argelino los hace completamente dependientes de la ayuda humanitaria, un hecho que se contrapone a otro de los objetivos del centro, la autonomía. Pero este objetivo si que se cumple en lo referente a los niños; son ellos los que recogen el comedor, llenan los bidones de agua necesarios para el día a día y hacen artesania para vender a los visitantes. De esto se encarga Castro como “padre fundador”. Él es quien recibe a los internacionales y les pide que compren las artesanías para así poder seguir adelante con la labor del centro. Esta dedicación personal le lleva a vivir alejado de su familia, a la que ve pocas horas al dia. Por la mañana trabaja con los niños, ya que por la tarde las infraestructuras del centro se convierten en un espacio público donde se da atención médica a todas las personas de la Wilaya de Smara.
La dependencia de la ayuda exterior es una de las barreras para conseguir el último objetivo del centro, un objetivo compartido por la sociedad saharaui y que, a la vez, reivindica la eventualidad del mismo y de los campamentos. La independencia; la independencia de estos niños en la sociedad saharaui, y la del mismo pueblo para dejar atrás Argelia y regresar al Sàhara Occidental.

Comments are closed.